Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

La noche más larga: tres sobrevivientes laguneros de la matanza del 68

Saúl Rosales, Tomás Ledesma, Alonso Licerio.

Por: Lucila Navarrete Turrent

Son las 5 de la tarde y es martes 27 de agosto de 1968. Del Museo Nacional de Antropología e Historia parte un multitudinario contingente de estudiantes al que se han sumado obreros del gremio petrolero y electricista. Llevan mantas con consignas de apoyo a la libertad de los presos políticos. Una hora atrás, tanques del ejército habían atravesado Reforma en dirección al centro de la capital. La indignación se agolpa rápidamente hacia el zócalo. El ocaso anuncia el comienzo del mitin: con el permiso de un sacerdote algunos jóvenes suben la espadaña de Catedral para doblar campanas; mientras, en la plancha se da lectura a un poema de Isaías Rojas, estudiante preso en Lecumberri.
Casi 600 mil personas se han abarrotado en la plaza principal de la Ciudad de México. Los jóvenes gritan “Muerte al charrismo sindical”, “Derogación del artículo 145”, “Únete pueblo, no nos abandones”. En el asta se ha colocado una bander…

Últimas entradas

Teatro torreonense: entre un nuevo auge y el atropello de los derechos culturales

¿Hermosean o destruyen la Colón?

El perdón y la aministía contra la cruda realidad

Coahuila: nuevo escenario político y económico

Indigentes torreonenses: un problema creciente y desatendido

¿Qué le pasa a la economía de Durango?

El futbol es un negocio, pero Irarragorri se pasa