DIF Torreón: "Sin nada, ni papel de baño"

Cómo fue el cambio de administración en el DIF Torreón

Por: Grisel López Manzanares

A mediados de septiembre de 2017 se comenzó a concluir el periodo administrativo priísta en las oficinas del DIF Torreón; en la nueva administración, panista, quedaría como presidenta honoraria Astrid Casale Frausto. Al recibir las oficinas, hubo reclamos por parte de los nuevos trabajadores. Declararon que habían sido vaciadas y no se contaba con el equipo necesario para comenzar a laborar, insinuando que los trabajadores habían tomado las computadoras y elementos de oficina.




Las personas entrevistadas para este artículo quedan bajo anonimato por seguridad personal; ellas tres fungieron dentro de las anteriores oficinas, ubicadas sobre el Bulevar Revolución.

“Para el cambio de administración se empezaron a terminar todos los programas que ya estaban implementados… se intentó llegar a buen fin con todos los programas; ya había muy poco presupuesto, pero de todas maneras se siguió dando el apoyo a las personas que lo necesitaban. Mucha gente decía que no, pero en realidad sí se daba el apoyo. Se hizo un buen trabajo y se entregó todo a tiempo y se trabajó mucho para entregar todo en orden. Se hicieron juntas y más juntas para que todo lo que se iba a entregar… también se dieron capacitaciones a todas las personas que iban a entregar puestos, se les dio capacitación para que pudieran entregar como debía de ser”, aclaró una de las trabajadoras.

Una segunda persona agregó: “a pesar de que había pocos recursos ya, se siguió dando el apoyo a las personas que más lo necesitaban. A lo que le dábamos mucha prioridad era a Casa Cuna, Casa Hogar y Casa Puente (que es un lugar a donde van los niños que sí tienen familia, pero los llevan desde en la mañana y les dan de desayunar, los llevan a la escuela, en las tardes les dan clases extracurriculares; también tienen apoyo psicológico y ya en la tarde los entregan en sus casas). Entonces se le dio prioridad a todo eso, a esas casas de asistencia que dependían del DIF.

“Estaba el programa en el que le dábamos pañales a los niños con discapacidad y había veces que la gente renegaba porque… pues ya no se podían surtir los pañales igual que antes, que cada mes se les daba su dotación de pañales, pero como quiera se los entregaban ya después... siempre se les hizo llegar su apoyo. Y se me hace que ese programa ya no lo manejan ahorita.

“También había programas para los adultos mayores, que ahora con esta nueva administración quitaron ese programa. Y muchos viejitos que estaban solos sin familiares ni nada, pues los dejaron sin el apoyo de sus despensas, médicos y todo eso. No sé qué nuevos programas tenga, la verdad, la nueva administración… si ahora esos programas los vayan a implementar de otra forma o simplemente los hayan quitado.”

Una tercer persona que ha presenciado varios cambios de administración resaltó que a pesar de los rumores negativos que se esparcieron, ha sido de los cambios más “tranquilos” que ha visto:
“La peor de todas fue la de Olmos. Cuando entró Olmos, estuvo muy feo, fue horrible. Ha sido el peor cambio de administración ahí en el DIF que me ha tocado presenciar. Después estuvo… los siguientes cambios no fueron tan difíciles, pero cuando Olmos me tocó que sacaron a toda la gente del edificio y los dejaron en la calle; en el DIF trabajan mucha gente incapacitada. Con incapacitada me refiero a que es difícil para ellos moverse, personas en silla de ruedas e inclusive hay personas cuadripléjicas. ¡Entonces imagínate la manera y la situación tan difícil de estar varados en la calle!, eso ha sido lo peor que me ha tocado ver. Ahora con la administración de Riquelme no estuvo tan feo aunque sí quitaron a varias personas de sus puestos, los rotan.

“Sé que así es como funciona, los van rotando, pero hay personas que trabajan en el DIF desde hace muchas administraciones y que saben perfectamente las funciones de algo. Por ejemplo, la licenciada Norma Castañeda trabajaba con todos los pordioseros (sic), con toda la gente de la calle, conocía a todas las personas por su nombre; ahorita está trabajando en otra sección, pero esa persona cuando trabajaba ahí en el DIF en trabajo social  considero que desarrollaba su trabajo bastante bien. Una persona apta para su puesto, mas la cambiaron a una línea de los empacadores. Se me hace ilógico e irreverente. Y así tienen a varias personas que son buenos en administración o en otras áreas y los rotan a secretarios o puestos en los cuales se desaprovechan sus aptitudes.

“En esta última administración no me tocó ver que corrieran de malos modos a las personas, pero también sacan a mucha gente que no tiene ningún partido político y que tenía años trabajando ahí. Por ejemplo, Juanita Aguilar, ella entró a trabajar hace muchas administraciones, ya no alcanzó a ésta; la liquidaron y eso porque demandó; le dieron trabajo la administración pasada, pero tuvo que firmar su renuncia de forma anticipada. Te estoy hablando de una persona que tiene 20 años trabajando en el DIF. Desconozco las causas que los motivan a despedir a personas que tienen el perfil indicado para el puesto y que han demostrado trabajar de forma honrada, ¡veinte años y tuvo que demandar para que la liquidaran!

“En la administración que acaba de terminar, me di cuenta que a varios trabajadores del DIF les bajaron el sueldo y además no les dieron la ayuda escolar que les dan para sus hijos; el año pasado no les llegó. Así sin avisarles, les bajaron el sueldo y les restringen los apoyos. Es terrible ver la situación de algunas personas. Sí se aprovechan de la situación de algunas personas que tienen mucha necesidad de trabajar.

“Cada administración es diferente, cada administración tiene sus pros y sus contras. Cada vez que cambian el gobierno me toca ver diferentes cosas”, comentó la entrevistada para concluir.



QUE SE HABÍAN LLEVADO TODO

Con poco presupuesto restante y un total de 100 empleados dejando sus puestos ante la nueva administración, cerró en 2017 su periodo priísta el DIF de Torreón. Se dio de baja al 25% de los empleados, dándoles su última percepción quincenal y su finiquito que correspondió únicamente a la parte proporcional de las prestaciones económicas anuales, como aguinaldo y vacaciones.

El 15 de septiembre de 2017 dejaron de laborar y el 2 de enero del año presente, fue la toma de protesta de la nueva presidenta honoraria. Esta actividad tuvo lugar en Ciudad DIF, ubicada en Calzada de los Continentes, próxima al Bosque Urbano.

Ciudad DIF no estaba lista aún, hacía falta alumbrado público en el exterior del edificio. Durante el primer recorrido de la presidenta honoraria Astrid Casale y su esposo, Jorge Zermeño, se pudieron percatar de algunas deficiencias que se tienen: el edificio ya presentaba fallas y plafones caídos en la entrada principal. Sin embargo, lo que resaltó la nueva presidenta del DIF es que le “lastima que lo hayan dejado sin nada, ni papel de baño”, cuando para suplir ese tipo de insumos, afirman ex trabajadores que ya desde hace medio año no se contaba con presupuesto.

Astrid Casale, presidenta honoraria del DIF
Otra de las trabajadoras sociales que presenció el término de la administración de Miguel Ángel Riquelme o el interinato de Jorge Luis Morán, comenta: “teníamos casos muy graves; había una familia con tres niños con hidrocefalia y uno de ellos con ceguera, porque por los mismos tumores que llegan a tener en la cabeza, se van quedando ciegos. Y a toda esa gente que necesitaba mucho, se le dio. Y los malos comentarios… pues sí, a lo mejor ya no había papel o productos de limpieza (porque ellos decían que todo nos habíamos llevado), pero no es cierto, todo se fue terminando, nada más se surtía lo más indispensable; para una semana, se terminaba y se compraba de nuevo lo que se podía. Qué nos íbamos a andar robando... si a veces uno llevaba su propio papel de baño, de uso personal.

“Sí me di cuenta de que hubo algunos reclamos de que no había papel higiénico, no había jabón, etc. La señora que seguía de puesto de presidenta honoraria [Astrid Casale] se quejó de que no habían comprado nada, que se habían llevado todo, pero esa no era la verdad. La verdad es que ya desde hace tiempo se estaba batallando para comprar todos los insumos. Ya tenía como seis meses que se batallaba mucho para comprar las cosas para hacer el aseo, hasta el material para trabajar la papelería (hojas de máquina y todo eso) también se estaba batallando mucho, ya no había gran cosa para trabajar. Pero se seguía trabajando, a veces… pues sí batallamos mucho pero se iba surtiendo así de a poquito.

“También decían que no había computadoras, que se las habían llevado; si supieran. A veces las computadoras ya estaban obsoletas, ya era equipo muy viejo entonces cada quien llevaba su laptop; algunos compañeros llevaban su computadora y se trabajaba así. Nunca volvieron a comprar equipo de cómputo para las oficinas, se trabajaba con lo que había y algunos empleados llevaban su equipo para trabajar”.

Comentarios

Entradas populares